19 de febrero de 2018

AD MORALEJA CB 72- CB NARDEIROS PLASENCIA 65

AD MORALEJA CB: Hernández, C (4), Méndez, N (33), Cuadra, M (8), Gallego, O (9), Escuredo, D (6)- quinteto inicial-  Ramos, I (8), Cabeza, S (2), Caro, F (2) y Gonzalo, C (0).

CB NARDEIROS PLASENCIA: Mena, A (7), Amayo, AA (17), Dotel, O (5), Real, A (17), Herrero, JC (2)- quinteto inicial- Lorenzo, R (0), López, F (0), Berrocoso, S (2), Cabello, E (0), Rivero, P (0) y Alcón, S (15).


PARCIALES: 30-13, 12-11, (42-24) 11-22, 19-19, (72-65).

Intenso partido el disputado el pasado sábado en el Adolfo Suárez, que finalmente se decantó para el cuadro local y hace que continúe invicto en esta segunda fase.
Moraleja, tras una semana irregular en cuanto a entrenamientos se refiere, salió con las ideas claras de cómo podía hacer daño al rocoso equipo placentino; velocidad y tiro exterior. Después de unos primeros compases igualados, Moraleja comenzó a correr tras rebote defensivo para hacerse con las primeras ventajas, 13-6. Posteriormente, como consecuencia de una eficaz circulación de balón, pudo realizar buenos lanzamientos exteriores que dispararon el marcador hasta un inimaginable, 30-13.
En el segundo cuarto, Nardeiros realizó diferentes defensas para parar el juego moralejano, y lo consiguió. Pero Moraleja también tenía activado el botón de defender, y mantuvo a Plasencia con 24 puntos al descanso. Todo un logro, sabiendo que es un equipo que fácilmente alcanza los 80 puntos por partido. 42-24, capicúa en el intermedio.
La reacción de Nardeiros no se hizo esperar, y al igual que en el partido de ida, la salida del tercer cuarto tuvo claro color placentino. Un 5-13 de parcial en seis minutos, con una intensa defensa individual, apretaba el partido a 10 puntos. A Moraleja le costaba anotar, y esta vez era Nardeiros el que salía en transición y sumaba con facilidad. Todo por decidir, 53-46.
En el último cuarto, hubo pérdidas de balón por ambos equipos, debido a la tensión y al cansancio. Nardeiros remaba y remaba y consiguió acercarse a 5 puntos. Mientras que Moraleja aguantaba como podía para que ese mínimo colchón no desapareciera. En los últimos dos minutos, la línea del 4,60 salvó a Moraleja, pues tras visitarla varias veces, consiguió anotar lo suficiente para que la ventaja no bajara de esos cruciales 5 puntos, e incluso subiese, para terminar con el definitivo 72-65.

Por CB Nardeiros destacar la intensidad con la que juegan y realizan todas sus acciones. Si hubiesen tenido un mejor día en el tiro exterior, el partido hubiera sido totalmente diferente. Tan solo un triple anotado.

Por Moraleja destacar la capacidad defensiva de la primera parte y la lucha por el rebote. Ante un equipo como Nardeiros, si no juegas a su mismo nivel de intensidad te pasan por encima, y Moraleja tuvo la habilidad de adaptarse y competir en ambos lados de la cancha.

El próximo partido será de nuevo en el Adolfo Suárez de Moraleja, el sábado 24 de Febrero a las 18:30 horas ante Adepla Basket de Plasencia.

13 de febrero de 2018

ADEPLA BASKET Y CORIA BASKET: DOS EN UNA

ADEPLA BASKET PLASENCIA 45-  AD MORALEJA CB  48

ADEPLA BASKET PLASENCIA: Fernández, A (21), Crespillo, R (6), Rodríguez, P (3), De la Calle, D (9), Cid, I (2)- quinteto inicial- Gervas, I (0) y Rodríguez, JM (4).

AD MORALEJA CB: Hernández, C (2), Méndez, N (18), Cuadra, M (8), Penas, C (0), Cabeza, S (5)- quinteto inicial-  Ramos, I (7), Escuredo, D (8), Caro, F (0) y Gonzalo, C (0).

PARCIALES: 13-14, 16-9, (29-23) 8-16, 8-9, (45-48).

Pobre partido el disputado por el equipo moralejano en tierras placentinas, pero que por suerte cayó del lado verde.
Moraleja se presentó sin Oscar Gallego, y esta ausencia condicionó su juego tanto en defensa como en ataque. Sin claridad en el juego y con poca actividad defensiva, el joven equipo de Adepla se marchó al descanso arriba en el electrónico, sacando a relucir las enormes carencias, que a veces muestra el equipo de Moraleja.
Tras el descanso, fue la intensidad defensiva y el posicionamiento zonal lo que atascó el juego de Plasencia, que tan solo anotó 16 puntos en toda la segunda parte. El juego ofensivo de Moraleja no mejoró, pero le bastó anotar en los momentos claves, para ponerse arriba en el marcador los últimos minutos. Aun así, Adepla tuvo un tiro lejano para forzar la prórroga.

Mal partido por parte de los equipos y muchos aspectos a mejorar por ambos bandos. A destacar el debut para Moraleja de Daniel Escuredo, que a buen seguro ayudará al equipo en esta recta final de temporada.


AD MORALEJA CB  83- CORIA BASKET  54

AD MORALEJA CB: Hernández, C (1), Méndez, N (16), Cuadra, M (8), Ramos, I (22),  Gallego, O (15)- quinteto inicial-  Penas, C (5), Cabeza, S (6), Escuredo, D (6), Caro, F (3) y Gonzalo, C (1).

CORIA BASKET: Algaba, VJ (13), Pérez, L (4), García, I (17), Fernández, JE (1), Fernández, D (6)- quinteto inicial- Rosa, A (8), Nieto, D (5) y Macías, JA (0).

PARCIALES: 15-13, 16-11, (31-24) 27-18, 25-12, (83-54).

Partido bastante más igualado de lo que refleja el marcador final, en el derbi comarcal disputado la semana pasada en el Día de San Blas, fiesta local en Moraleja.
En una hora tempranera, para poder vivir los actos festivos de la localidad, saltaron a la cancha ambos equipos. Moraleja entró en la pista con la intención de marcar el ritmo de juego, y con un 13-4 de parcial y tiempo muerto, lo consiguió. Pero Coria con un juego colectivo no iba a arrojar el partido tan pronto, empate a 13.
En el segundo cuarto Moraleja volvió a acelerar y a encontrar huecos en la defensa zonal de Coria, 22-13. Pero de nuevo el cuadro visitante, con un gran Iñaki García, que conoce de sobra los aros moralejanos tras sus muchas temporadas en el cuadro verde, empató el partido a 22. Un acelerón final de Moraleja le daba una corta ventaja al descanso, 31-24.
En la reanudación, y tras 5 minutos igualados, 43-37. Moraleja consiguió lo que llevaba buscando desde el inicio del juego, acelerar el ritmo lo máximo posible y romper el partido. Con presión en toda la cancha y robos de balón, la diferencia en el electrónico fue aumentando. Al mismo tiempo que rotaban todos los jugadores del equipo para mantener el ritmo y seguir haciendo daño en la salida de balón al cuadro cauriense. 58-42 en el marcador.
En el último cuarto la consigna era no dejar de acelerar, bien para que todos los jugadores se sintieran partícipes e importantes, bien para seguir trabajando la condición física o bien como preparación para los siguientes partidos. Y se consiguió. Con todos los jugadores anotando y participando en labores defensivas, la ventaja fue paulatinamente creciendo. Sobre todo en los últimos 5 minutos donde el cansancio físico suele aparecer, Moraleja colocó un 16-4 de parcial, para el definitivo 83-54.  A pesar de que Moraleja tuvo un pobrísimo 14 de 26 en tiros libres.

Por Coria destacar, el ejemplo que supone que jugadores con cierta edad jueguen y disfruten tanto, practicando el deporte que les apasiona, más allá de la técnica, tácticas y resultados. A nivel individual a Iñaki García, modelo de pundonor y coraje en una cancha de baloncesto.

Por Moraleja destacar, su defensa activa en toda la cancha que le proporcionó puntos fáciles y que involucra a todos los jugadores. Y la aportación ofensiva de todo el equipo, pocas veces todos los jugadores anotan, y eso es de agradecer.


El próximo partido será el 17 de Febrero en el Adolfo Suárez a las 18:30, ante CB Nardeiros de Plasencia. Uno de los equipos más fuertes y competitivos de la Liga. Moraleja continua invicto en esta segunda fase.

26 de enero de 2018

CB NARDEIROS PLASENCIA 67- AD MORALEJA CB 85

CB NARDEIROS PLASENCIA: López, F (14), Amayo, AA (15), Dotel, O (9), Real, A (14), Lorenzo, R (2)- quinteto inicial- Berrocoso, S (8), Martín, R (0), Rivero, P (3) y Alcón, S (2).

AD MORALEJA CB: Hernández, C (3), Méndez, N (12), Cuadra, M (18), Gallego, O (24), Cabeza, S (10)- quinteto inicial-  Ramos, I (13), Penas, C (4) y Gonzalo, C (1).


PARCIALES: 23-26, 13-12, (36-38) 19-19, 12-28, (67-85).

Partido coral el disputado por el Moraleja el pasado fin de semana en su visita al potente e invicto CB Nardeiros de Plasencia, con el que consiguió una importante victoria para comenzar la segunda fase del Campeonato.
El partido comenzó con color verde, pues los tres primeros ataques fueron tres triples que metieron presión a la defensa zonal placentina, y que dieron las primeras ventajas para Moraleja. Como era de esperar, Narderiros se recuperó, y con tres triples casi consecutivos de un acertado López, el partido cambió de rumbo. Aun así, Moraleja, con un juego sólido y efectivo, consiguió cerrar el cuarto arriba en el electrónico.
En el segundo cuarto, el gran acierto obtenido por parte de los dos equipos desde el perímetro se desvaneció, y la anotación bajó sobremanera. A pesar de todo, Moraleja se mantuvo siempre por encima en el marcador, pero con distancias muy cortas.
Tras el descanso, Nardeiros salió como un ciclón en busca de la canasta moralejana, 9-0 de parcial en dos minutos y tiempo muerto visitante. Un acertadísimo Manolo Cuadra desde el 6,75 calmó los nervios y volvió a igualar el partido. Moraleja comenzó a encontrar huecos en la defensa placentina y se marchó por delante en el resultado con un exiguo 55-57.
Con todo por decidir en el último cuarto, Nardeiros se colocó en defensa individual y subió líneas, pero esta vez fue Oscar Gallego el que tiró del equipo y con 7 puntos consecutivos hizo que Moraleja llegará a los 10 puntos de ventaja. En estos momentos, el cuadro visitante en vez de meterse atrás y conservar la ventaja, se fue hacia delante para presionar la salida de balón de Nardeiros, lo que hizo que la ventaja poco a poco fuese ampliándose.
Nardeiros llegaba con pocos segundos para atacar, lo que bajó su porcentaje de acierto y Moraleja encontró espacios para correr, que dieron como resultado el 12-28 de parcial del último cuarto.
Partido muchísimo más igualado de lo que refleja el resultado final, y que proporcionó buenos momentos de baloncesto por ambos equipos.

Por Nardeiros destacar su fuerza y potencia, que lo convierten en un equipo muy difícil de superar en la pintura, a esto han añadido una mejora en el tiro exterior, lo que hace que sean un equipo complicado de batir.

Por Moraleja destacar su juego colectivo, cuando en un equipo 5 jugadores superan los 10 puntos en anotación, siempre es difícil de ganarles. Además, su defensa presionante que le proporcionó recuperaciones y puntos extras en ataque.

El próximo partido será el sábado 27 de Enero, de nuevo en Plasencia, ante Adepla Basket.

19 de enero de 2018

HERVÁS CB 83- AD MORALEJA CB 62-

HERVÁS CB: Arrojo, H (21), Arrojo, J (3), Corriols, D (0), Blanco, G (23), Hernández, C (12)- quinteto inicial- Neila, T (22), Manzano, P (2), Hernández, C (0) y Acera, R (0).

AD MORALEJA CB: Cabeza, S (8), Méndez, N (13), Cuadra, M (11), Ramos, I (6), Penas, JC (4)- quinteto inicial- Hernández, C (0), Gallego, O (18), Gonzalo, C (0) y Caro, F (2).


PARCIALES: 16-12, 25-7, (41-19) 17-27, 25-16, (83-62).

Último partido de la primera fase donde ninguno de los equipos se jugaba nada en la clasificación, pero donde Hervás demostró que perfectamente podría haber acabado en el Grupo Oro para la segunda fase, pues su argumento ofensivo es demoledor.
El primer cuarto sirvió más de calentamiento y acondicionamiento físico que de juego real, pues el frío y el parón de Navidades, no permitía grandes excesos baloncestísticos.
Con Hervás en zona y Moraleja en individual, el cuarto transcurrió igualado, aunque el cuadro local con tres triples ya empezaba a enseñar su arma principal, el tiro exterior.
El segundo cuarto fue claramente de Hervás, con Moraleja realizando rotaciones y preparando nuevos movimientos ofensivos para la segunda fase; Hervás aceleró, corrió y anotó para colocar un 25-7 de parcial, y un sonrojante 41-19 al descanso.
La consigna para el tercer cuarto era competir, aunque se preparasen cosas nuevas. Y anotar, pues con 19 puntos en una parte, es imposible competir ante un equipo que promedia 80 puntos por partido. Y así fue, un parcial de 7-21 en apenas 5 minutos de juego, colocaron el marcador en un 48-40 más acorde a la igualdad de los dos equipos.
En el último cuarto Hervás volvió a enchufarse y a anotar 25 puntos en un cuarto, con 4 triples, lo que abrió la brecha de nuevo por encima de los 20 puntos. El cuadro local acabó con 12 triples en el partido y con buenos porcentajes de tiro. Moraleja no consiguió recortar la diferencia, y continuó trabajando pensando ya en la segunda fase.

Por Hervás destacar su excelente tiro exterior, Moraleja defendió los 40 minutos en individual, pero los jugadores del norte de Extremadura consiguieron encontrar posiciones de tiro con gran acierto y efectividad.

Por Moraleja destacar su trabajo de cara a la segunda fase. Con pocos entrenos para prepararla, el partido sirvió para volver a entrar en ritmo de competición y ensayar conceptos e ideas nuevas.

La segunda fase comenzará el próximo 20 de Enero ante CB Nardeiros de Plasencia. Moraleja también deberá enfrentarse en esta fase a Adepla de Plasencia y al CB Coria.

18 de diciembre de 2017

AD MORALEJA CB 67- CP MIRALVALLE PLASENCIA 62

AD MORALEJA CB: Hernández, C (0), Méndez, N (18), Cuadra, M (10), Gallego, O (15), Ramos, I (16)- quinteto inicial- Cabeza, S (5) Gonzalo, C (2), Penas, C (1) y Caro, F (0).

CP MIRALVALLE PLASENCIA: Hernández, G (8), Blanco, J (22), Jiménez, A (4), Calle, C (9) y Sander, J (7)- quinteto inicial- Bravo, V (12) y Pelícano, I (0).


PARCIALES: 16-18, 18-19, (34-37) 10-15, 23-10, (67-62).

Emocionantísimo partido el disputado el pasado sábado en el Adolfo Suárez de Moraleja, que finalmente cayó del lado local, pero que estuvo dominado en todo momento por el equipo placentino.
Miralvalle se presentó al encuentro corto de efectivos, pero con la calidad suficiente como para ganar a cualquiera que se le ponga por delante en esta competición. Mientras que Moraleja se jugaba el clasificarse matemáticamente para la segunda fase, sin tener que jugárselo todo en Hervás en el siguiente partido.
El inicio, como casi todo el encuentro fue para Plasencia. Con fluidez y acierto en ataque, más una defensa zonal muy activa, que bloqueaba el juego de Moraleja, se marchaba arriba en el electrónico al final del cuarto, pero sobre todo con la sensación de marcar el ritmo del partido.
En el segundo cuarto las dudas aumentaron. Tras preparar toda la semana salida de presión y ataques contra defensas individuales intensas, Moraleja se veía, por las circunstancias de Plasencia, atacando contra una defensa zonal de ajustes que le planteaba continuas trampas. A esto se añadió el acierto de Víctor Bravo en el tiro exterior que, con tres triples casi consecutivos, colocaba un 22-31 a mediados de cuarto en el marcador, lo que provocaba tiempo muerto local. A partir de aquí, Moraleja se serenó un poco, pero las sensaciones y sobre todo el juego no eran los esperados. Un triple final sobre la bocina acercaba el resultado a 34-37.
Tal y como se estaba desarrollando el encuentro, irse 3 abajo al descanso era hasta cierto punto alentador, pues indicaba que con poco que se mejorase la defensa, pero sobre todo el ataque, las oportunidades de llevarse el partido acabarían apareciendo para Moraleja.
Y así fue, Moraleja subió líneas y aunque le costaba anotar, bajó el ritmo de puntuación de Plasencia, lo que hizo que el partido se igualase a 41 en el minuto cuatro del cuarto. Pero una nueva desconexión moralejana, provocó un parcial de 1-11 en los siguientes cinco minutos de juego, que pusieron la máxima ventaja del partido para Miralvalle 42-52. Y una enorme sensación de impotencia y frustración para Moraleja.
En el último cuarto Moraleja se la jugó a la desesperada. No había nada que perder, pues a lo que se estaba jugando iba a perder de todas maneras. Con un equipo grande defendió, reboteó y corrió y volvió a correr, y realizó ataques muy rápidos, y volvió a correr, intentando que esta aceleración pasase factura a la corta plantilla de Plasencia. En cuatro minutos se igualó el partido 55-55.  Pero Miralvalle además de calidad y juventud, tiene a un señor que se llama Justi Blanco, que con 53 años se echó el equipo a la espalda y pidió el balón para forzar faltas y sumar desde el tiro libre, 55-60.
A pesar de todo Moraleja, junto con el aliento de un pabellón lleno, pues tras el partido se realizaba la presentación de todos los equipos de baloncesto y voleibol de la Asociación, no se rindió y los hados se pusieron de su parte. Dos tiros libres de un gran Ismael Ramos, ponían casi por primera vez por delante en el encuentro a Moraleja 61-60. Pero de nuevo Justi Blanco anotaba una de las millones de suspensiones de 4 metros que habrá metido en su vida, 61-62, y minuto y medio por jugarse. A partir de aquí, dos ataques de Moraleja con dos triples de los interiores Manolo Cuadra y Oscar Gallego, junto con una pérdida de balón y un tiro fallado de Plasencia, dejaban el definitivo 67-62 para el equipo local, ante la algarabía de los niños y niñas que abarrotaban el pabellón.

Por Miralvalle destacar su pundonor y su orgullo. Un equipo con numerosas bajas y con poco que jugarse a nivel de clasificación no hubiera jugado un partido tan completo, como un equipo ganador que juega y da el máximo siempre. A nivel individual el ejemplo, partido tras partido, que nos deja Justi Blanco en todos los aspectos. El día que no juegue, si es que eso llega a suceder, el baloncesto extremeño le echará muchísimo de menos.

Por Moraleja destacar la capacidad de reacción en el último cuarto. Ante un mal partido, supo tirar de coraje y llevarse la victoria, dejando de un lado formalismos, tácticas y sistemas. Así, de vez en cuando, también se pueden ganar partidos.

El próximo encuentro será ya en 2018. El 13 de Enero en Hervás, pero con la tranquilidad del trabajo realizado antes de las vacaciones.

Sean felices, pasen unas agradables Navidades y disfruten de la vida.

5 de diciembre de 2017

CB PLASENCIA 65- AD MORALEJA CB 73

CB PLASENCIA: Conejero, A (2), Tierno, A (9), Quiñones, D (26), Silveiro, JM (2), Chaves, A (19)- quinteto inicial- Domínguez, R (6), Burón, M (1) y Navarro, A (0).

AD MORALEJA CB: Hernández, C (0), Méndez, N (36), Cuadra, M (6), Ramos, I (7), Gallego, O (22)- quinteto inicial- Cabeza, S (0), Penas, C (0), Gonzalo, C (0) y Caro, F (2).


PARCIALES: 22-21, 17-26, (39-47) 19-12, 7-14, (65-73).

Igualado e interesante partido el disputado el pasado fin de semana en la capital del Valle del Jerte, entre dos equipos que luchaban, uno por inaugurar su casillero de victorias, y otro por seguir en su lucha por estar en los puestos de arriba en la competición.
El partido comenzó con un ritmo intenso, pero con la sensación de que era Plasencia quién marcaba el juego. En los continuos 1x1, el cuadro local aprovechaba su velocidad y descaro para anotar, mientras que Moraleja cargaba el peso de su juego en la pintura.
En el segundo cuarto, Plasencia añadió a su repertorio el tiro exterior, lo que propició un tiempo muerto visitante ya que el marcador reflejaba un inquietante 37-32. Moraleja se colocó en zona, y esto atascó el ataque placentino que, salvo una canasta en su primera posesión, no volvería a anotar en los 5 minutos que quedaban de cuarto. A esto se unió un despertar en la anotación moralejana, que colocaron un 0-15 de parcial que daba la máxima ventaja para Moraleja en todo el partido, 39-47.
Tras el descanso, Moraleja continuo en zona, pero Plasencia con más paciencia y buen tiro exterior empezó a encontrar los huecos en la defensa. Además, subió la intensidad defensiva para en tan solo 5 minutos devolver el parcial 13-4, y colocarse de nuevo arriba en el marcador, 52-51. Luego el choque se equilibró con una alternancia de canastas.
El último y decisivo cuarto fue mucho más espeso, ya que cada ataque era importante y cada defensa decisiva. A los dos equipos les costaba anotar, a veces por el cansancio y otras por la precipitación en la toma de decisiones. Con todo ello se llegó al minuto 37 con un apretadísimo 63-64. A partir de aquí Moraleja, quizás por su veteranía o por haberse encontrado más veces en estas lides, gestionó mejor los tiempos y los esfuerzos, para poco a poco abrir una pequeña brecha en el marcador. A esto se unió los fallos en los tiros libres del cuadro local, que dejaron el definitivo 65-73, que otorga la quinta victoria de la temporada para el equipo verde de Moraleja.

Por Plasencia destacar su verticalidad y el juego alegre y dinámico que realizan, quizás tengan que pulir algunos aspectos del juego, pero otros ya los tienen bien asumidos a pesar de su juventud.

Por Moraleja destacar que también sabe ganar, aun cuando no realiza un buen partido. El cambio defensivo que propició un cambio en el encuentro, también dio lugar a un cambio de actitud en la ofensiva.

El próximo partido será el 16 de Diciembre en el Adolfo Suárez, contra el CP Miralvalle de Plasencia.



28 de noviembre de 2017

AD MORALEJA CB 59- CIUDAD DEL XERTE PLASENCIA 30

AD MORALEJA CB: Hernández, C (4), Méndez, N (13), Cuadra, M (8), Cabeza, S (0), Gallego, O (6)- quinteto inicial- Ramos, I (18), Gonzalo, C (2) Penas, C (2) y Caro, F (6).

CIUDAD DEL XERTE PLASENCIA: Ramas, A (2), Rubio, I (0), Camela, A (9), Sánchez Mora, R (9), Pico, JA (8)- quinteto inicial- García, J (2).


PARCIALES: 18-9, 15-2, (33-11) 16-11, 10-8, (59-30).

Partido sin mucha historia el disputado el pasado sábado en el Adolfo Suárez de Moraleja. Ciudad del Xerte se presentó con pocos efectivos, y esto lastró su juego durante todo el encuentro.
Moraleja quiso imponer un ritmo alto desde el principio del choque, y con dominio del rebote y juego rápido, comenzó anotando con facilidad. A Ciudad del Xerte le costaba anotar, y Moraleja montaba rápidos contraataques para sumar en transición. A esto se le sumó en el segundo cuarto el tiro exterior, que con un triple de Ismael Ramos colocaba un 27-9 en el marcador en el minuto 13 de juego.
En la segunda parte Moraleja pudo rotar a todos sus jugadores, y darle minutos a los más jóvenes. Aun así, las distancias fueron creciendo hasta alcanzar los +30 de diferencia. En el último cuarto el juego se igualó, y los dos equipos se dejaron ir hasta el final del choque.

Por Ciudad del Xerte destacar su actitud siempre deportiva, incluso cuando se presentan con un equipo corto y mermado por las ausencias. Compitieron, lucharon y se esforzaron como deportistas, con una actitud noble y honesta.

Por Moraleja destacar la actitud defensiva de todo el equipo, no relajándose y dominando el rebote, para poder sumar posteriormente en ataque.

El próximo partido será el domingo 3 de Diciembre en Plasencia, ante el CB Plasencia a las 18 horas.